fbpx

Tu Aura

¿Dolor crónico?: Lo que debe saber de la artritis y artrosis

esquema del punto de dolor por la artrosis
Las enfermedades reumáticas -también llamadas «reumatismo»- son un término colectivo que designa diversas enfermedades del sistema musculoesquelético. Además de las articulaciones, también pueden verse afectados los músculos, los tendones, los huesos y el tejido conjuntivo. La artrosis (desgaste articular) supone la destrucción progresiva del cartílago articular. La artritis (inflamación articular) suele aparecer en enfermedades reumáticas como la fibromialgia, la artritis reumatoide, la gota, el lupus o la artrosis aguda.

¿Qué es la artritis?

La artritis se manifiesta con articulaciones dolorosamente hinchadas, a menudo con un dolor por presión. La causa es la inflamación de la membrana sinovial (sinovitis). También puede haber un derrame articular (mayor acumulación de líquido en la articulación). La articulación está roja y caliente. Las enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide, son desencadenantes frecuentes de la inflamación articular, por lo que las molestias, a diferencia de la artrosis, también se producen independientemente del estrés físico. La inflamación articular sólo está presente en la artrosis activada [4].

¿Qué es la artrosis?

Los expertos distinguen entre la artrosis primaria, que no tiene una causa subyacente clara, y la artrosis secundaria, una enfermedad secundaria de otras enfermedades y lesiones articulares. El exceso de peso, el levantamiento de objetos pesados y el trabajo físicamente exigente aumentan el riesgo de artrosis. A menudo sólo se ve afectada una articulación (monoartrosis) o unas pocas (poliartrosis) [3].

Los primeros signos de artrosis incipiente son la limitación de movimientos y el dolor. Al principio no se produce la inflamación, por lo que los expertos hablan de artrosis latente. La rigidez articular por la mañana y el dolor de arranque (dolor al inicio del movimiento) son típicos. A medida que la destrucción articular avanza, las fases inflamatorias dolorosas, la llamada artrosis activada, son más frecuentes.

Infografia sobre los sintomas de la artrosis y artritis

¿Cómo se trata la artritis reumatoide?

El tratamiento de la artritis reumatoide tiene como objetivo aliviar el dolor, reducir la inflamación, frenar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida del paciente. El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos: Se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), corticosteroides, antipalúdicos, inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF) y otros medicamentos biológicos para controlar la inflamación y el dolor.
  • Fisioterapia: La fisioterapia puede ayudar a mejorar la función articular y la fuerza muscular, así como enseñar al paciente técnicas de protección articular.
  • Ejercicio y actividad física: El ejercicio regular y la actividad física pueden mejorar la fuerza, la flexibilidad y la función articular, además de contribuir al bienestar general del paciente.
  • Educación y apoyo emocional: Proporcionar información sobre la enfermedad y su manejo, así como apoyo emocional, puede mejorar la adaptación del paciente a la enfermedad y su calidad de vida.
  • Cirugía: En casos de daño articular severo o incapacitante, se pueden considerar procedimientos quirúrgicos como la artroplastia (reemplazo de articulaciones) o la sinovectomía (eliminación de la membrana sinovial inflamada).

¿Cuál es el objetivo del tratamiento en la Artritis Reumatoide?

A pesar de los grandes avances que se han producido en los últimos años en el tratamiento de esta enfermedad, a día de hoy su curación aún no es posible. Por este motivo, y con el fin de alcanzar lo antes posible el control de los síntomas y frenar el deterioro de las articulaciones, los reumatólogos recomiendan aplicar un tratamiento intensivo y precoz con las terapias actualmente disponibles.

La remisión completa de la enfermedad o, al menos, la consecución del menor grado posible de actividad inflamatoria, es la única forma de mejorar el pronóstico y asegurar la evolución más favorable para el paciente. Los pacientes que experimentan remisiones, ya sean espontáneas o gracias a la administración de fármacos, presentan un mejor pronóstico que aquellos en los que la enfermedad se mantiene activa de modo permanente. Y es que, a la hora de considerar que se ha alcanzado la remisión, no sólo se tiene en cuenta la ausencia de síntomas, sino la ausencia de actividad de la enfermedad.

Este hecho cobra especial relevancia con la aparición de las nuevas terapias biológicas dirigidas a combatir los factores responsables de la aparición de la AR.

¿Dónde tratar la artritis/artrosis?

En Tu Aura contamos con un área de Reumatología, liderado por un especialista quien, con su amplia experiencia, realiza la evaluación médica y tratamiento de enfermedades reumatológicas, desde la artrosis, artritis o enfermedades inflamatorias.

Atiéndete con un especialista

Conócenos

Conoce al equipo médico Tu Aura y sus especialidades.

Recibe atención médica personalizada.

Tratamiento natural, la ayuda ideal para la artrosis

Uno de los síntomas más frustrantes de la artritis es la reducción de la movilidad en las articulaciones. Esto puede impedir en gran medida la funcionalidad de uno y disminuir su calidad de vida. 

Una atención médica enfocada en aliviar los síntomas, como el dolor crónico, y especializada según lo que el paciente necesite, es lo ideal para sobrellevar el diagnóstico.

Tu Aura procura mejorar la calidad de vida del paciente.

Abrir chat
Bienvenido, clic aquí para comunicarse con nuestro asesor por whatapp ✔